Arta

Arta

Arta


Localidad: Artà

La costa artenenca con 25 km de longitud, conserva aún su estado natural y ha quedado preservada de las urbanizaciones.

Destacan la playa y la formación dunar de Sa Canova, la llanura costera de la Colonia de Sant Pere, los altos acantilados del cabo de Ferrutx, refugio de algunas de las especies más raras de la flora y la fauna isleñas, como la Paeonia cambessedesi el águila pescadora o el halcón peregrino , y, finalmente, una serie de pequeñas calas con playas de arena.

El poblado talayótico de ses Païsses, situado a menos de un kilómetro de Artà sobre un pequeño montículo, dentro de un encinar, representa uno de los vestigios más importantes de la prehistoria en Mallorca, donde se calcula que habitaron unas 324 personas. La construcción de su muralla, se estima que se llevó a cabo entre los años 1000 y 800 antes de Cristo.

En el núcleo antiguo del pueblo de Artà, en la parte alta, se encuentran grandes mansiones, que fueron las posadas que los propietarios de las grandes fincas tenían en el pueblo, así como los edificios hechos construir por les emigrantes a Sudamérica que hicieron fortuna allí.

Sant Salvador es un recinto amurallado, con un santuario en su interior, que ya era conocido en época de los musulmanes, por lo tanto se trata de una construcción defensiva anterior a la conquista catalana de Mallorca. Se encuentra sobre un monte, siendo la construcción más emblemática de Artà. La muralla de un metro de grosor, cierra una superficie de 4000 metros cuadrados y cuenta con diez torres.

La antigüedad del santuario se remonta al siglo XIII y acoge una talla de la Virgen María, sentada con el niño Jesús. Se trata de una talla románica, probablemente del siglo XII, traída desde Cataluña. El actual edificio del templo se construyó en el siglo XIX, ya que el anterior fue destruido porque había sido utilizado como hospital durante la peste que padeció la comarca el verano de 1820.

 

Una parte de los habitantes de Artà pasan el verano en el núcleo costero de la Colonia de San Pere, que ha crecido de forma moderada a partir de lo que fue una colonia de repoblamiento de finales del siglo XIX, y hoy es una tranquila zona residencial, situada entre las montañas y el mar y rodeada de cultivos de viñas y almendros 

procesando datos

Cargando mapa...

 

Este negocio no tiene vídeos.

Este anuncio no tiene comentarios.

Deja tu opinión

* Datos obligatorios